Viagra: sus pros y contras

Los trastornos de la potencia masculina lideran los problemas de salud. Obviamente, con la edad este problema cada vez se hace mayor. De acuerdo con estadísticas de la OMS, un 5% de los hombres de entre 40 – 50 años sufre la disfunción eréctil crónica y mientras que en los hombres mayores de 60 – 70 años el porcentaje es del 25%. Si hablamos de casos de una débil/ insuficiente erección, se calcula que la padece periódicamente el 50% de los hombres mayores de 40 – 70 años. Durante muchos años el tratamiento de la disfunción eréctil era una tarea complicada y requería en algunos casos una cirugía.

Esa triste situación cambió totalmente con la aparición del primer inhibidor – citrato de sildenafilo. La pastilla de Viagra, creada en 1998 por la farmacéutica Pfizer, cuyo componente activo es citrato de sildenafilo, hizo una verdadera revolución en el tratamiento de la disfunción eréctil. Sólo 1 píldora que se toma una hora antes de la actividad sexual, permite a los hombres, que sufren de disfunción eréctil, disfrutar del sexo igual que antes o, incluso, mejor. Además, la ventaja más importante de Viagra es que no causa una erección espontánea. La píldora hace efecto sólo a condición de la presencia de un estímulo sexual. Viagra ha devuelto a muchos hombres una vida sexual de calidad y ha salvado muchas relaciones familiares trastornados por culpa de problemas sexuales.

Ya en el siglo XXI se han sintetizado nuevos inhibidores de este tipo (Levitra y Cialis) que tienen una acción más duradera, actúan más rápido y tienen menos efectos secundarios. Sin embargo, gracias a la publicidad  el amplio conocimiento,Viagra es el fármaco más conocido y popular para aumentar la potencia que toman no solamente los hombres que padecen la disfunción eréctil, sino también los hombres jóvenes y sanos que quieren “impresionar a alguien en la cama o rendir más”.

A pesar de tal popularidad de Viagra entre los hombres, antes de tomarla hay que pensar que no es un afrodisíaco, es un medicamento. Por lo tanto, antes de decidirse a favor de la toma del Viagra, analice cuidadosamente los pros y contras de su ingestión.

Entonces, entre las ventajas de Viagra se puede destacar, en primer lugar, su buen conocimiento. Desde el momento de la síntesis de citrato de sildenafilo han pasado bastantes años y se han llevado a cabo numerosos estudios que confirman la eficacia de este remedio, que describen todos los efectos secundarios que puede presentar y que muestran su interacción con otros fármacos.

Otra ventaja indiscutible de Viagra es su eficacia. Así, en el curso de los estudios de la eficacia comparativa de modernos fármacos para aumentar la potencia (Viagra, Levitra y Cialis) en pacientes que sufren la disfunción eréctil, los tres fármacos han mostrado un buen resultado, aunque la eficacia de Viagra ha sido un 4% mayor que la eficacia de Levitra y un 3% más que la de Cialis.

Entre las desventajas de Viagra se puede mencionar al hecho de que es preferible tomarla con el estómago vacío. La presencia de la comida en el estómago interrumpe la absorción de la sustancia activa, reduciendo perceptiblemente su eficacia. Este inconveniente es menos pronunciado en Levitra, ya que antes de tomarla no se recomienda comer solamente los alimentos grasos y es completamente ausente en Cialis que se puede tomar después de comer sin reducir su eficacia. Otra desventaja de Viagra, a diferencia de Levitra o Cialis, es que no se puede combinar con alcohol debido a la posibilidad de una fuerte bajada en la presión arterial. Al tomar Levitra y Cialis son permitidas pequeñas dosis de alcohol. Por lo tanto, si usted está planeando una cita sexual precedida por una cena romántica es mejor dar preferencia a Levitra o Cialis.

Haciendo análisis de los pros y contras a la hora de tomar Viagra, se debe enfatizar que, en comparación con Levitra y Cialis, tiene más efectos secundarios. Viagra, más que otros inhibidores de la fosfodiesterasa del tipo 5, causa los efectos secundarios de la sistema cardiovascular (hipotensión grave, infarto de miocardio, arritmias ventriculares, palpitaciones), del sistema nervioso (mareos, dolores de cabeza) y de la vista (cambio de la percepción del color, visión borrosa, aumento de la presión intraocular, fotofobia). Con la toma de Levitra y Cialis estos efectos secundarios son mucho menos comunes y sus manifestaciones son a menudo mínimas.

Otra desventaja de Viagra es el período relativamente corto (4-5 horas) de la duración del efecto producido, mientras que la acción de Cialis se prolonga hasta 36 horas. Es mucho más conveniente porque la vida sexual de las parejas se vuelve más espontánea – en cualquier momento durante esas d36 horas el hombre estará dispuesto a tener una relación sexual de calidad y no tiene que preocuparse de volver a tomar una píldora a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *