¿Qué factores pueden perjudicar la libido y la potencia?

Entre las cosas que comemos existen tanto los alimentos y productos beneficiosos para la potencia como aquellos que pueden tener efectos negativos. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Todo tipo de productos ahumados. Para su preparación se utiliza un líquido especial que es altamente tóxico y puede causar efectos negativos en los testículos;
  • El alcohol en pequeñas dosis, por ejemplo, unos 100 gramos de vino tinto, puede aumentar el deseo sexual, pero si hablamos de cerveza y otras bebidas alcohólicas, ellas reducen la actividad y la producción de hormonas masculinas.  Además, la cerveza todavía contiene fitoestrógenos, hormonas sexuales femeninas, que también son perjudiciales para la salud de los hombres;
  • Todo tipo de comida rápida. Ese tipo de dieta lleva a la formación de residuos tóxicos del cuerpo y a la acumulación de diversas sustancias nocivas que disminuyen la producción de la testosterona;
  • El abuso de cafeína. Los amantes del café deben ser conscientes de que la cafeína tiene la capacidad de eliminar la testosterona libre. El mismo efecto también producen las bebidas gasificadas, porque no solamente a menudo contienen cafeína, sino que también una gran cantidad de azúcar y sus sustitutos que son muy nocivos;
  • El exceso de dulces, así como el exceso de sal, afecta negativamente a la potencia. La sal y el azúcar son las sustancias venenosas para todo el cuerpo, y también para la función sexual;
  • La especia caucásica favorita – cilantro – en pequeñas cantidades puede ser utilizada para mejorar la libido masculina, mientras su uso excesivo puede tener efecto contrario.

En resumen, es importante tener en cuenta que una alimentación apropiada y equilibrada es clave no sólo para el bienestar general, sino también para el buen funcionamiento del poder masculino. Las frutas y verduras, pescados y mariscos, todo tipo de especias afectan de forma beneficiosa la libido masculina, mientras que de comida rápida, alcohol y tabaco deben evitarse ya que estas sustancias son principales enemigos de la producción de testosterona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *